Economía y Empresas
Literalmente, 0 por ciento

Agoniza la economía: el Gobierno de Boric proyectó que el crecimiento del país será nulo

El presidente, Gabriel Boric.

El ministro de Hacienda de Chile, Mario Marcel, ha presentado este martes ante la Comisión Especial Mixta de Presupuesto del Congreso, el Estado de la Hacienda Pública. Es un documento que marca el inicio de la discusión de Presupuesto para 2024, cuyos ejes ya adelantó el presidente de izquierdas, Gabriel Boric, el jueves de la semana pasada. En esta instancia, el jefe de las finanzas públicas ha dado a conocer los supuestos macroeconómicos con los que trabaja la actual Administración para el cierre de este año y para 2024.

En su presentación, el jefe de las finanzas públicas de Chile actualizó a la baja la proyección de crecimiento para el país sudamericano en 2023 desde 0,2 a 0 por ciento. Sin embargo, mantuvo su estimación en 2,5 para el próximo año. El ajuste ocurre a un día de conocerse la caída de 0,9 por ciento del Indicador de Actividad Económica (Imacec) de agosto en comparación con el mismo mes del año anterior, una cifra que sorprendió al mercado, que apuntaba a un descenso de 0,2, lo que evidenció que la economía chilena sigue en estado de fragilidad.

En su informe, Hacienda informó de un alza de la deuda pública que aumentará desde un 38,1 por ciento en 2023 a un 41,2 del PIB en 2024, es decir, un alza de 2,9 del PIB que corresponde a unos 8.500 millones de dólares. “Para 2025 y 2026 este nivel de deuda como porcentaje del producto va a tender a mantenerse durante los dos años siguientes”, explicó Marcel, que subrayó que el proyecto de Presupuesto para 2024 cumple con las metas de política fiscal comprometidas al inicio de la actual Administración. “Esto se traduce en una reducción del déficit efectivo a 1,9 por ciento del PIB”, agregó el ministro.

En su proyecto, el Gobierno postula a un aumento de 3,5 por ciento del gasto fiscal para 2024, una cifra que, explicó el ministro, se explica “porque está ocurriendo un aumento de los ingresos estructurales que es mayor al 3,5, a lo cual hay que restar el avance en la meta estructural”. Marcel agregó: “Ese aumento de los ingresos estructurales se debe especialmente por lo que ocurre en el sector de la minería, porque hay un aumento del precio del cobre de largo plazo determinado por el comité de expertos. En segundo lugar, porque está previsto un aumento de producción de cobre en Chile durante el próximo año después de haber tocado fondo este año. En tercer lugar, porque está el inicio de la aplicación del royalty minero. Y, por último, porque están contemplados los ingresos del litio como parte de los ingresos estructurales”.

En su presentación ante la Comisión Mixta, el ministro de Hacienda destacó las cifras logradas por Chile como el primer superávit fiscal en una década alcanzado por el país en 2022, “siendo una de las consolidaciones fiscales más profundas a nivel mundial con 1,1 por ciento del PIB”. También resaltó que la inflación se ha mantenido en una trayectoria sostenida a la baja, con una reducción de de 8,8 puntos desde el peak alcanzado en agosto del año previo, hasta el 5,3 en agosto. Y agregó que “se espera terminar el año con un crecimiento nulo, desestimando con ello las proyecciones que anticipaban un 2023 recesivo”.

Otro de los puntos que abordó el ministro fueron las presiones en el gasto que Chile ha debido enfrentar en la última década, lo que “ha generado sostenidos déficits y un incremento de la deuda pública bruta desde cifras de 5 por ciento del PIB en 2008 a 38 del PIB en 2022″. Dichas presiones, detalló Marcel, corresponden principalmente a necesidades de gasto en salud, protección social y educación que explican los tres cuartos de la expansión. En esa línea, el ministro reiteró la urgencia de responder a esas necesidades, teniendo en cuenta la evolución demográfica de nuestro país, donde la cantidad de adultos mayores crecerá a un ritmo de 4 por ciento anual.

“Quien crea que en el camino se va a arreglar la carga, lamentablemente puede cometer un grave error. Este tipo de desafíos que tenemos en materia fiscal, derivado no de una cuestión ideológica, sino derivados de la evolución de nuestra economía y del perfil de nuestra población, son temas que tenemos que ser capaces de abordar. Si no lo arreglamos ahora en el camino se va a desarreglar la carga, se va a desestibar este barco, y eso no lo quisiéramos ver”, señaló.

Lectores: 83

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: